Home / Análisis Político / Versión estenográfica. Diálogo con la Comunidad del Hospital de Río Grande, Zacatecas

Versión estenográfica. Diálogo con la Comunidad del Hospital de Río Grande, Zacatecas

-Acto público encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador

MODERADOR: Damos la más cordial bienvenida a las autoridades que nos acompañan en el presídium.

Licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Licenciado Alejandro Tello Cristerna, gobernador constitucional del estado de Zacatecas.

Doctor Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud.

Maestro Zoé Robledo, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Maestro Juan Antonio Ferrer, titular Instituto Nacional de Salud para el Bienestar.

Maestro Luis Antonio Ramírez Pineda, director general del Issste.

Doctora Gisela Lara Saldaña, titular de la unidad del programa IMSS-Bienestar.

Ingeniero Julio César Ramírez López, presidente municipal de Río Grande.

Doctora Lilia María Barajas, directora del Hospital Rural Río Grande.

Asimismo, damos la bienvenida a las autoridades federales, estatales, municipales, sociedad civil, así como los medios de comunicación.

Todos ustedes sean bienvenidos.

A continuación, escucharemos el mensaje de bienvenida a cargo del licenciado Alejandro Tello Cristerna, gobernador constitucional del estado de Zacatecas.

ALEJANDRO TELLO CRISTERNA, GOBERNADOR DE ZACATECAS: Muchas gracias.

Muy buenas tardes tengan todos y todas.

Doy la más cordial de las bienvenidas al presidente de nuestro país, al licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Señor presidente:

Hoy en Zacatecas lo recibimos y lo recibiremos siempre con los brazos abiertos. Valoramos enormemente su voluntad expresada en esta gira por los hospitales rurales pertenecientes al sistema IMSS-Bienestar a lo largo y ancho del país. Y apreciamos su presencia el día de hoy en Río Grande, tierra de gente emprendedora.

Antes que nada, quiero agradecer a todas las personalidades que nos acompañan en el presídium.

Y si de hablar de gente emprendedora se trata, usted tiene una de ellas en su gabinete de primer nivel, una riojense, la secretaria de Energía, Rocío Nahle García.

Desde el 2001, desde el año 2001 hace 18 años no contábamos con la distinguida presencia de un presidente de la República y hoy nos sentimos orgullosos de estar acompañados por usted.

Señor presidente:

Estamos seguros en que la inversión de 80 mil millones de pesos que el gobierno federal ha anunciado en materia de salud para todo el país en los próximos dos años permitirá que más zacatecanos puedan tener acceso a este derecho básico.

Este anuncio nos abre la perspectiva de un futuro promisorio y es una muestra de sensibilidad respecto a un tema muy sentido para todos los mexicanos, como lo es la salud, lo cual es prioritario para alcanzar el bienestar que todos queremos para nuestra gente.

El gobierno de Zacatecas tiene un fuerte reto en el tema de salud, ya en que nuestro estado el 60 por ciento de la población no cuenta con los beneficios de la Seguridad Social para su atención médica, por lo que el tema queda bajo responsabilidad de los servicios de salud, el cual trabaja de manera conjunta y regionalizada con el programa federal IMSS-Bienestar con el fin de optimizar los recursos existentes de unidades regionales con el que el día de hoy contamos.

Saludo con respeto y afecto a todos, a todos ustedes los trabajadores de esta unidad. Gracias por todo y gracias por su compromiso.

Hoy en Zacatecas estamos listos y con toda la voluntad para la firma del Acuerdo para Garantizar el Derecho a la Protección de la Salud de toda la Población y hacer Efectivo el Acceso a la Atención Médica y Medicamentos Gratuitos a las Personas sin Seguridad Social.

Muchas gracias, señor presidente.

Podemos afirmar que en Zacatecas estamos cumpliendo, pero justo también es reconocer que no podemos solos, que requerimos del total apoyo del gobierno federal.

Señor presidente:

Sabemos que usted comparte ese compromiso a favor del bienestar de los zacatecanos. Cuente con toda nuestra disposición y voluntad de trabajo para alcanzar el objetivo.

Al día de hoy requerimos de todo su apoyo para la puesta en marcha del Hospital de la Mujer en Fresnillo, el cual prácticamente está terminado y atendería a mucha de la población de esta zona de Río Grande, Miguel Auza, Juan Aldama, Nieves. Y le agradezco al secretario de Salud que en unos momentos más estaremos allá, precisamente, visitándolo.

Este Hospital de la Mujer es el segundo en su tipo en el estado y habrá de beneficiar a 235 mil zacatecanas. Esta unidad hospitalaria podrá atender, no sólo a la población que no cuenta con seguridad social, sino que podremos celebrar convenios con el Seguro Social.

Y le agradezco a Zoé Robledo, que hace unos días en la Ciudad de México nos recibió y nos recibió este planteamiento.

Por ejemplo, así es como hemos estado trabajando en la unidad de oncología, en el municipio de Guadalupe y en muchos otros lados.

Por otro lado, señor presidente, informo a usted que en los municipios donde estas instituciones -hablo del Seguro Social, hablo del Issste- no cuentan con espacios para la atención de sus derechohabientes los servicios de salud de Zacatecas siempre estarán disponibles. Todos, sin excepción, hemos enfrentado situaciones críticas que nos llevan a concluir que la salud, nuestra salud y la de nuestros seres queridos es un bien invaluable.

Por tal motivo es que confiamos que en su visita, señor presidente, tendremos buenas nuevas para todo el estado.

Gracias, porque no solamente después de más o casi dos décadas de no estar un presidente de la República, yo creo que nunca en la historia un presidente había estado tres días, hoy en Río Grande, mañana en Tlaltenango, después en Villa Nueva y el domingo en Concepción del Oro.

Gracias, de verdad, por todo ese compromiso que tiene con los zacatecanos y con la salud.

Y si me lo permite, una solicitud de Río Grande muy específica del alcalde es que este hospital pudiera atender a los siete municipios vecinos y que cuente con una unidad de especialidades médicas.

Yo concluyo mi mensaje agradeciendo una vez más el que nos acompañe, el que no sólo esté presencialmente, sino a través de acciones decididas que el gobierno federal está emprendiendo y que tanto requiere nuestra tierra y nuestra gente.

Gracias y sea usted nuevamente bienvenido a esta su casa, Zacatecas.

Muchísimas gracias, presidente.

MODERADOR: Solicitamos al gobernador del estado de Zacatecas en presencia del secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, y del presidente de la República, licenciado Andrés Manuel López Obrador, llevar a cabo la firma del Acuerdo para garantizar el derecho a la protección de la salud de toda la población y hacer efectivo el acceso a la atención médica y medicamentos gratuitos a las personas sin seguridad social.

(FIRMA DEL ACUERDO)

MODERADOR: En estos momentos se llevó a cabo la firma del Acuerdo para garantizar el derecho a la protección de la salud de toda la población y hacer efectivo el acceso a la atención médica y medicamentos gratuitos a las personas sin seguridad social.

A continuación, hace uso de la palabra la doctora Lilia María Barajas, directora del Hospital Rural Río Grande.

LILIA MARÍA BARAJAS ORTIZ, DIRECTORA DEL HOSPITAL RURAL RÍO GRANDE: Muy buenas tardes.

Licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

El personal de IMSS-Bienestar de este hospital rural le da la más cordial bienvenida.

Autoridades que lo acompañan, compañeros de este emblemático programa y público en general.

Sean todos bienvenidos a Río Grande.

Soy egresada de la benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas, maestra en Administración de Hospitales y doctorante en Administración. Inicié mi trayectoria como pasante en la UMR La Pendencia y después fui coordinadora de enseñanza en este hospital.

Quiero decirles que yo nací literalmente en el programa, porque el parto de mi madre fue atendido en el Hospital Rural de Coplamar Villanueva, Zacatecas hace 32 años. Y ahora la vida me vuelve a situar en este hospital de Zacatecas con el alto encargo de su dirección a partir del presente mes.

Este hospital cuenta con 30 años de operación. Y durante esos mismos años muchas generaciones de compañeros dejando su enorme huella ejerciendo uno de los lemas que ya prevalecía desde ese entonces, atender bien y de buenas a nuestra población.

Como zona de servicios médicos atendemos a casi 230 mil habitantes con 62 unidades médicas rurales beneficiando a la población de 22 municipios, todos ellos áreas de mayor marginación.

Quiero decirles que Río Grande es un hospital enfocado a la atención de accidentes carreteros por encontrarse paralelo a la autopista Fresnillo-Torreón brindando 41 consultas por día en el área de urgencias y presentando dos eventos por semana en sala de shock, pero afortunadamente contamos con dos urgenciólogos altamente capacitados.

Y al respecto le comento que el más reciente evento ocurrió un domingo de abril del presente año cuando muchos de nuestros compañeros acudieron en forma voluntaria a atender más de 20 pacientes lesionados derivados de la volcadura de un autobús de pasajeros.

Tenemos una plantilla autorizada de 167 trabajadores con los cuales realizamos nuestras labores cotidianas. En día promedio atendemos 150 consultas, ocho egresos, dos intervenciones quirúrgicas y dos partos.

En cuanto a la atención de tercer nivel, quiero decirle que durante la historia de este hospital se han realizado cinco jornadas quirúrgicas, tres de oftalmología, una de traumatología y una de cirugía pediátrica. Todas con la solidaria participación de los especialistas de los grandes centros médicos del IMSS y que sin esta estrategia hubieran perdido su vista por padecer cataratas y tendrían que seguir padeciendo de enfermedades, malformaciones discapacitantes por el resto de su vida.

Señor presidente:

He presentado a usted parte de nuestro trabajo. Y doy gracias a las autoridades del Seguro Social porque hace siete años nuestras instalaciones fueron remodeladas y ampliadas debido a la gran demanda de la atención de la población, misma que resultaría muy beneficiada si usted ahora nos diera su apoyo con la sustitución de diversos equipos médicos.

Señor presidente:

Por amor nací en el programa, con amor laboro en él y, como usted dice, que todos necesitamos amor para ser mejores mexicanos. Tenga la confianza de que el amor será el ingrediente principal para que todos realizamos mejor nuestra labor.

Muchas gracias.

MODERADOR: Solicitamos al maestro Zoé Robledo, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, nos dirija su mensaje.

ZOÉ ROBLEDO ABURTO, DIRECTOR GENERAL DEL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL (IMSS): Muchas gracias y muy buenas tardes a todos amigas y amigos de Río Grande Zacatecas.

Con su permiso, señor presidente.

Hoy quiero empezar saludando en particular a los médicos, a los residentes, también a los pasantes, a las enfermeras, a los que trabajan en el hospital y también a quienes laboran en las unidades médicas rurales de este y de otros municipales, a los voluntarios de salud, a la gente del SAIS, de la cocina, los amigos también de Acción Comunitaria, del Cara, a los jóvenes del Cara, a la sicóloga, a los administrativos, los de servicios generales, el personal de laboratorio, rayos X, de conservación, también a los jubilados, veía que había un grupo que nos venía acompañando.

Y también saludar a quienes se atienden aquí en este hospital para decirles que estamos aquí con el presidente porque acudimos para conocer la realidad para poder transformarla.

Cuando el presidente dice y se compromete en algo, ya lo saben, dice él: ‘Me canso ganso’.

Y en el IMSS no le vamos a decir: ‘Nos hacemos patos’. No, le vamos a contestar que tenemos cosas que mejorar, claro que tenemos cosas que mejorar, que tenemos limitaciones y carencias, pero que aun así este programa IMSS-Bienestar sigue siendo uno de los baluartes del Seguro Social.

Cuando entonamos el himno del Seguro Social y hablamos de ese pueblo infatigable que avanzar rumbo al porvenir y nunca al ocaso, de esa misma manera la Cuarta Transformación en materia de salud tiene un porvenir, tiene un propósito, pagar una deuda largamente postergada que en México se pueda decir con verdad que la salud es un derecho.

Y para alcanzarlo, para lograr ese objetivo es que estamos aquí, en esta gira. Y estas jornadas de la salud, para poder también reflexionar sobre las cosas que han ocurrido en el pasado reciente, para que no se nos olvide nunca y así logremos que nunca se repitan.

En ese sentido hay que reconocer que durante los últimos 40 años, por lo menos, empezó a haber un sentido de deshumanizado, frío, también de mucha corrupción en el sector salud. Y a pesar de eso, el programa IMSS-Bienestar mantuvo valores, pilares, que hicieron que permaneciera de pie. Y hoy es importante reconocerlo y reconocérselo a todos y a todas.

Pilares como dejar de venerar siempre el dato duro, la estadística, el número a cambio de poder acudir a encontrarse con la dura realidad. Ustedes lo han hecho y así es como nosotros queremos actuar, acudir a donde están los problemas, ver la realidad por dura que sea para poder entenderla y transformarla; nada lograríamos si seguimos esa tendencia de funcionarios, de directores que solamente están en sus oficinas intentando arreglar las cosas sin voltear a ver a la gente, verla a los ojos y poder escucharla.

También hay que decir que el Modelo de Atención Integral a la Salud es único en su tipo, uno que sigue manteniendo esta idea que la atención médica es fundamental, pero también lo es la acción comunitaria, porque de no hacerlo así, de no seguir teniendo médicos familiares, voluntarios, gente que está en las comunidades, en las brigadas, en las LAIS, escuchando y pudiendo hacer mejor el trabajo de los doctores y de las enfermeras, entonces, quizá este programa hubiera tenido el destino de muchos otros que fracasaron.

Y también algo muy importante, que aquí se toma en cuenta a la gente, se escucha a la gente, y con los voluntarios se logra que ellos ejerzan su derecho y su deber a tomar decisiones colectivas, un programa que en ese sentido tiene un espíritu democrático, de decisiones colectivas que es la mejor forma para decidir.

Por último lugar también quiero destacar que aquí como en muchos otros lugares el enorme caudal de sabiduría indígena ancestral que tiene nuestro país siempre ha sido considerado y tomado en cuenta. Jamás el Seguro Social ha considerado los usos y costumbres como un obstáculo, sino como u eslabón que nos permite hacer mejor el trabajo.

Y hay que decirlo hoy, particularmente en un día en el que estamos celebrando el Día Internacional de los Pueblos Originarios, 4.5 millones de población indígena mexicana se atiende en el Seguro Social, muchos de ellos en hospitales rurales.

Por eso las enfermeras tienen ese doble papel y hay que reconocérselos hoy, también de traductoras, de intérpretes, porque muchos de ustedes -quizá no en este hospital en particular- pero muchas de sus compañeras saben hablar los idiomas originarios de la gente y eso es fundamental para el trabajo de los doctores.

Por eso es que tan motivante esta gira por la salud, poder acompañar al presidente con nuestros compañeros, todos quienes tenemos algún encargo en esta materia.

Poder saludar hoy aquí al gobernador, Alejandro Tello, con quien justamente como él ya lo mencionaba nos acabamos de reunir también para ver otros temas de la Seguridad Social de todo el estado de Zacatecas.

Y estando aquí sería imposible no recordar al poeta zacatecano, pero ya nacional que es Ramón López Velarde. En La suave patria él dice que nuestra nación, nuestra idea de patria es inaccesible al deshonor. Bueno, pues inaccesible al deshonor debe de ser el compromiso de todos y cada uno de los trabajadores del Seguro Social.

Si queremos estar a la altura del pueblo de México, si queremos estar llamados a la grandeza de nuestra patria, de nuestro pueblo y de nuestro instituto lo tenemos que hacer, así como lo estamos haciendo, acudiendo para conocer y conociendo para actuar y para poder transformar la realidad que tiene nuestro país en materia de salud.

Sé que contamos con todas y con todos ustedes.

Gracias, buenas tardes.

MODERADOR: Damas y caballeros, escuchemos el mensaje que nos dirige el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos de Río Grande, de pueblos, comunidades, municipios de esta región del estado de Zacatecas, me da mucho gusto estar de nuevo en Río Grande.

He visitado Río Grande en varias ocasiones desde hace muchos años y ahora estoy aquí de nuevo con mucho gusto, porque venimos a informarles sobre el avance que se tiene en estos ocho meses de gobierno de cómo vamos estableciendo las bases para la transformación de la vida pública de México.

Y vamos bien, ya iniciaron las acciones, falta todavía establecer muy bien los propósitos de transformación de México y falta desde luego desplegar toda la acción. Yo espero que este año ya queden los cimientos para la transformación del país.

Y hemos avanzado. Les puedo aquí hablar de 20, 30, 40, 50 cosas que se han hecho de manera diferente. Les puedo decir que antes no era delito grave la corrupción, estuvimos 25 años de esa manera, porque con Salinas se modificó el Código Penal para que no se considerara como delito grave la corrupción; ahora se hizo ya una modificación constitucional y ya es delito grave la corrupción.

Antes, por ejemplo, el que era acusado de corrupción podía salir bajo fianza, ahora ya es delito grave, no puede el ratero salir bajo fianza. Esa fue una decisión importante.

¿Qué otras bases?

Bueno, estamos llevando a la práctica el que no se permite la corrupción arriba, porque el cáncer de la corrupción se extendió porque se permitió arriba. La corrupción no se da de abajo hacia arriba, se da de arriba hacia abajo.

No es cierto de que el presidente no sabía o que engañaban al presidente, o que fueron desleales los colaboradores del presidente. El presidente tiene toda la información, claro que sabe todo, los negocios más jugosos que se hacen al amparo del poder público llevan el visto bueno del presidente.

Entonces, si el presidente es honesto, pues tienen que ser honestos sus colaboradores; y se da el ejemplo y se va barriendo de arriba para abajo como se barren las escaleras, así se tiene que ir limpiando el gobierno de corrupción.

Ya no se permite la corrupción, no hay impunidad, ya hemos avanzado mucho en este terreno. Les pongo ejemplos de lo que se ha logrado:

Llegamos hace ocho meses y se robaban 80 mil barriles diarios de gasolinas, el equivalente a 800 pipas diarias era lo que se robaban con el famoso huachicol, y estaba ese robo hasta contabilizado, lo daba por descontado la Secretaría de Hacienda. El año pasado ese robo significó que dejarán de ingresas a la hacienda pública 60 mil millones de pesos. Y dijimos: No, se acaba el huachicol arriba y abajo. Y llevamos a cabo unas acciones. No fue fácil, porque quisieron jugar a las vencidas, hubo también sabotaje, porque querían dejarnos sin abasto de combustible.

La gente se portó de maravilla, porque en tres semanas hubo problemas de abasto de gasolinas, pero hacían filas, colas; y aguantaron hasta que vencimos a los que se dedican a ese ilícito.

¿Cuál es el resultado ahora?

Se siguen robando todavía gasolinas con tomas clandestinas, pero ya no las 800 pipas diarias, ahora 40.

¿Cuánto se redujo el robo?

Noventa y cinco por ciento.

¿Cuánto significa esto en dinero?, ¿cuánto nos vamos a ahorrar este año?

Cincuenta mil millones de pesos para el pueblo, para la gente.

Les comento otra cosa que no se sabía. Los de mero arriba no pagaban impuestos, se los condonaban.

Imaginen una empresa famosa, un banco famoso, empresa más grande, más famosa, el banco más grande, más famoso. Ese banco o esa empresa que están pensando no pagaba impuestos. Una gran injusticia, porque obligaban a pagar impuesto a los campesinos, a los obreros, todo el que compra algo tiene que pagar un impuesto, a las enfermeras, los médicos, pequeños, medianos comerciantes, pequeños, medianos empresarios, pero los de mero arriba no pagaban.

En dos sexenios condonaron 400 mil millones de pesos a un pequeño grupo de potentados.

¿Qué hicimos?

Se canceló lo de la condonación de impuestos. Ahora va a iniciar el periodo de sesiones, el día 1º y ya no va a ser nada más el decreto que firme, cancelando la condonación de impuestos, voy a presentar una iniciativa de ley para reformar el artículo 28 de la Constitución y va a quedar prohibido el que se condonen los impuestos a los grandes contribuyentes o supuestos grandes contribuyentes.

Todo eso significa ahorros, significa el que podemos cumplir y eso ya está quedando demostrado que se puede financiar el desarrollo sin aumentar impuestos. Eso ya quedó establecido, sin crear impuestos nuevos, sin gasolinazos.

Dijimos: No va a aumentar el precio de las gasolinas, del diésel, del gas, de la luz, ahí está; dijimos: No vamos a endeudar al país, y no ha crecido la deuda.

Les voy a informar cómo está el problema de la deuda pública, que también no se conocía.

Con Fox la deuda quedó en 1.7 billones, Calderón la dejo en 5.2 billones, la aumentó más de 200 por ciento, y Peña nos dejó la deuda en 10 billones. Nada más este año para pagar intereses de esa deuda hay que destinar 600 mil millones de pesos, para el servicio de la deuda, son como 20 años del presupuesto de Zacatecas lo que se está destinando este año, sólo para pagar el servicio de la deuda. Entonces, ya no es posible seguir aumentando la deuda.

Y estamos cumpliendo, no ha aumentado la deuda, no va a aumentar en el sexenio. Entonces, es establecer las bases de lo nuevo.

También ya no hay sueldos elevadísimos.

¿Saben cuánto ganaba el director del Infonavit, por poner un ejemplo?

Setecientos mil pesos mensuales. Ya se acabó eso, hay una reforma a la Constitución, al artículo 127, en donde nadie puede ganar más que lo que recibe el presidente y yo me bajé el sueldo a menos de la mitad de lo que ganaba el presidente Peña, sin compensaciones, 108 mil pesos y de ahí para abajo.

Estamos cortando el copete arriba, estamos bajando los sueldos de los de arriba para aumentar el sueldo de los de abajo. Eso se llama justicia laboral.

Pero les voy a poner más ejemplos. Este año por primera vez en 32 años de política neoliberal, 36 años para ser exactos, aumentó el salario 16 por ciento; nunca en 36 años se había aumentado el salario en ese porcentaje y aun así, aunque parezca increíble, el salario en México es de los más bajos del mundo.

Ahora que estamos viendo el fenómeno migratorio y tenemos trato con gobiernos centroamericanos, y estamos ayudando para enfrentar el fenómeno migratorio dándole trabajo a la gente en sus lugares de origen, porque ya ustedes lo saben muy bien, la gente no abandona a sus familias, sus pueblos, sus costumbres, por gusto, lo hacen por necesidad; se echan a andar porque si no, no progresan, no avanzan.

Entonces, estamos ahora ayudando en Centroamérica, que es lo que deberían hacer, sobre todo las grandes potencias, ayudar al desarrollo de los pueblos para que de esta manera la migración sea opcional, no forzada, que él quiera irse se vaya por gusto, no por necesidad. Bueno, estamos ayudando a Honduras, El Salvador, vamos ayudar también a Guatemala.

Estaba yo revisando de cómo está el salario en Centroamérica y la sorpresa es que el salario mínimo en Guatemala, en Honduras, en El Salvador es del doble del salario mínimo de México, a pesar de ese aumento al que hice referencia, porque en 36 años se dedicaron a disminuir el poder adquisitivo del salario.

Nada más piensen que hace 30 años, un salario mínimo alcanzaba para comprar 50 kilos de tortilla, y el salario mínimo ahora alcanza para comprar seis kilos. Así, de esas dimensiones ha sido la pérdida del poder de compra de los trabajadores. Así se ha empobrecido al pueblo.

Entonces, sí se están llevando a cabo cambios. Ya no existe el Estado Mayor Presidencial, ya desapareció.

¿Saben cuántos cuidaban al presidente?

Ocho mil elementos. Ni a Donald Trump lo cuidan tantos elementos. Ya todos esos elementos pasaron a la Secretaría de la Defensa a cuidar al pueblo, al presidente lo cuida la gente. El que lucha por la justicia no tiene nada que temer.

Más cambios. Ya no se dan las pensiones a los expresidentes, por eso andan algunos ahí molestos, pero ya se les va a pasar.

¿Saben cuánto recibían de pensión en total?

Cinco millones de pesos mensuales, se rayaban. Eso se terminó.

¿Saben cuánto se gastaba en atención médica privada para los altos funcionarios públicos?

Seis mil millones de pesos al año, se hacían hasta cirugía plástica, se estiraban a costillas del erario. Eso se acabó.

¿Cómo llegué a Río Grande?

Por carretera. Vengo de Vicente Guerrero, de Durango y ya no hay avión presidencial, está prohibido el uso de aviones privados.

Estamos vendiendo el California el avión presidencial. Imagínense que yo me iba a subir a encaramar en ese avión de lujo para 280 personas. Imagínense la mentalidad del que lo compró y el que aceptó quedarse con ese avión, con recámaras, con restaurant, así de este ancho, 20, 25 metros por 70 de largo para ir a Europa en 10 horas sin recarga de combustible. Iba a terminar costando siete mil millones de pesos. Ya está en venta.

Lo mismo aviones, helicópteros, 75 aviones y helicópteros, usaban los helicópteros hasta para ir a jugar golf. Todo eso se terminó.

Por eso también tenemos presupuesto, hay ahorros y tenemos finanzas públicas sanas, y por eso ya estamos cumpliendo. Ya empezaron los programas de bienestar, ya los adultos mayores aquí, en Río Grande, en todo Zacatecas ya están recibiendo sus pensiones, no mil 160, dos mil 550 pesos bimestrales. Y para todos, porque antes no se le entregaba ese apoyo a quienes tenían una jubilación del Issste o del Seguro, ahora es universal, ocho millones de adultos mayores del país tienen este derecho.

¿Cuánto es la inversión de este programa?

Ciento 10 mil millones de pesos. Es algo muy importante, es una recompensa a los adultos mayores por su contribución para que vivan con un poco de holgura en el último tramo de su existencia; y se da a todos, a ricos y pobres, para que se les reconozca algo de lo que han hecho, de lo mucho que han hecho por el país.

Lo mismo decirles que ya empezó a entregarse el apoyo a personas con discapacidad. Es un orgullo decir que todas las niñas, niños, con discapacidad en el país van a tener también su pensión, ya están recibiendo su pensión, dos mil 550 pesos bimestrales, un millón de discapacitados.

Ya también empezamos a entregar becas para preescolar, primaria, secundaria, estas becas para familias de escasos recursos económicos, de manera universal, es decir, para todos.

Becas a estudiantes de nivel medio superior, todos los que estudian en el nivel medio superior, aquí, por ejemplo, en Río Grande, de acuerdo al censo, están estudiando en Colegio de Bachilleres, escuelas técnicas, dos mil 530 estudiantes, ya han recibido este apoyo, esta beca de mil 600 pesos bimestrales el 95 por ciento, todos los que estudian en el nivel medio superior.

¿Por qué estamos actuando así?

Porque a todos los estudiantes se les está ayudando de esta manera porque este nivel de escolaridad es el más es el más riesgoso, porque es donde hay más deserción escolar, los que estudian la prepa son los que más abandonan la escuela, y coincide con la edad de la adolescencia.

Y queremos mantener a los jóvenes estudiando, porque es mil veces mejor mantener a los jóvenes estudiando, que tenerlos en la calle. Entonces, por eso este programa.

También aquí en Río Grande, de acuerdo al informe que me han entregado, ya 288 estudiantes de nivel superior, de nivel universitario, sólo aquí, en Río Grande, están recibiendo becas de dos mil 400 pesos mensuales, 288 en este municipio, también estudiantes de familias de escasos recursos económicos.

Y aquí en Río Grande se está aplicando el programa Jóvenes Construyendo el Futuro. Este es un programa muy interesante, porque los que no están estudiando y no tienen empleo son contratados, y se les da trabajo como aprendices, en talleres, en empresas, en comercios y se les paga un sueldo, tres mil 600 pesos mensuales.

Ahora que visitamos el hospital, también en Durango me lo reclamaron, me decían que los becarios, los que están terminando la escuela de medicina, están aquí becados como pasantes, reciben tres mil 500, y los jóvenes del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que antes de manera despectiva les llamaban ninis, que ni estudian ni trabajan, ahora están recibiendo tres mil 600 pesos mensuales.

¿Cuántos están trabajando en estos ocho meses?, ¿cuántos están trabajando?

Novecientos mil en el país. Ya vamos a llegar a un millón y la meta es llegar a dos millones 300 mil jóvenes.

Tenemos un presupuesto este año para este programa de 44 mil millones de pesos. Es muy importante, porque es jalar a los jóvenes con el estudio, con el trabajo, porque si no lo hacemos nosotros los enganchan para tomar el camino de las conductas antisociales.

Por eso también me dio mucho gusto visitar el hospital y constatar que tienen el programa Cara que es para atención a jóvenes adolescentes. Es muy importante la atención a los jóvenes, no darles la espalda a los jóvenes.

Por eso entre otras cosas se desató la inseguridad y la violencia, porque no se atendió a los jóvenes, las cárceles están llenas de jóvenes. Los que pierden la vida, jóvenes; en las bandas, muchos jóvenes.

Ayer en Guanajuato se atrapó a un grupo, 14 delincuentes, de esos 14, dos de 16 años y se presume -aunque no se puede afirmar nada- que tuvieron que ver con los asesinatos de Michoacán.

Pero aquí lo que quiero subrayar es cómo si abandonamos a los jóvenes no sólo estamos actuando de manera injusta, inhumana, sino también estamos empujándolos a que tomen el camino de las conductas antisociales. Ya cambió la política, ya no es reprimir, masacrar, ahora es atender las causas que originan la inseguridad y la violencia.

No se puede enfrentar la violencia con la violencia, no se puede apagar el fuego con el fuego, no se puede enfrentar al mal con al mal; al mal hay que enfrentarlo haciendo el bien. La paz y la tranquilidad son frutos de la justicia. Y así vamos a ir serenando a Zacatecas, serenando a todo el país con esta nueva estrategia.

En el caso del campo también ya empezaron a llegar los apoyos. Hay un poco de inconformidad en el caso del campo y también en la aplicación de otros programas, y también en la aplicación de la nueva política, es natural, porque se están afectando intereses de los que dominaban, los que se sentían dueños de México.

Imagen si van a estar contentos los que no pagaban impuestos y ahora tienen que pagar, pues ni modo que aplaudan, ni modo que estén contentos los expresidentes si ya no tienen la pensión. Entonces, sucede en todo.

Los medios de comunicación, que formalmente recibían 10 mil millones de pesos, ya bajó a cuatro mil, son seis mil menos; pues ni modo que estén aplaudiendo o le estén quemando incienso al presidente.

No, desde luego, esto no aplica por parejo, porque hay medios de comunicación que están cumpliendo con su responsabilidad de informar, muy cercanos siempre al pueblo y distantes del poder.

Pero lo mismo pasa en el caso del campo, las organizaciones estaban acostumbradas, mal acostumbradas a recibir dinero y ellos repartirles el dinero a los campesinos. La organización independiente Emiliano Zapata, Francisco Villa, Francisco I. Madero, Unión y Libertad, etcétera, etcétera, etcétera. Entonces, se les daba dinero y ellos entregaban el dinero. Ya así no es, ya se acabó eso, ahora todo el apoyo llega directo al beneficiario. Sí, porque no llegaba completo, llegaba con moche, con piquete de ojo. Entonces, eso no les gusta, están haciendo paros y que quieren que yo les dé el recurso.

El año pasado, nada más de lo que era Sedesol y Agricultura, tres mil 500 millones de pesos a las organizaciones.

¿Y qué hacían?

Cuando mucho compraban despensa para repartirle a la gente, ni siquiera el frijol bueno de Río Grande, sino frijol con gorgojo, y ellos se quedaban… Ya eso ya no, ahora lo que era el Procampo es directo.

Y también recibían apoyos los de más arriba, los de abajo nada, ni veían pasar si quiera el apoyo. Ahora no, ahora se atiende a todos, se escucha a todos, se respeta a todos, pero por el bien de todos, primero los pobres, primero los más necesitados, que tiene, ya saben cómo defenderse. El Estado tiene que ayudar al desposeído, al pobre, esa es su función principal.

¿Qué es la justicia?

Es darle más al que tiene menos. No puede haber trato igual entre desiguales, tiene que darse más apoyo a la gente humilde. Y ya también hacer a un lado ese discurso, esa retacería de enunciados de que eso es populismo, paternalismo.

Lo que va dirigido a los de arriba cuando se rescató a los banqueros con el Fobaproa, que costó un billón de pesos, todavía se sigue pagando esa deuda. Las deudas privadas de unos cuantos se convirtieron en deuda pública, en deuda de todos los mexicanos.

Este año todavía para pagar esa deuda se están destinando 50 mil millones de pesos del presupuesto. Bueno, eso no es populismo, ¿verdad? eso no es paternalismo. Lo poco que se destina a la gente sí. Pues si ayudar a los pobres es ser populista que me apunten en la lista. Eso debe de quedar muy claro. Entonces, decir que los apoyos se entregan de manera directa. Y también aquí en Río Grande decir que vamos a cumplir, porque se establecieron Precios de Garantía, sobre todo -aquí es importante que se sepa- reafirmar el compromiso de que se va a pagar el frijol a 14 mil 500 pesos la tonelada, es el Precio de Garantía.

Ya lo empezamos a hacer, un programa emergente de la cosecha pasada. Ya en Zacatecas se compraron una buena cantidad de toneladas, se destinaron mil millones de pesos. Y no es el programa completo, estábamos iniciando, nos los pidieron, dijimos: vamos a empezar, pero ya hacia adelante Precio de Garantía.

Lo mismo, vamos a empezar con los que tienen menos superficie y poco a poco se va a ir ampliando, porque lo que queremos es lograr la autosuficiencia alimentaria.

No puede ser que estemos comprando maíz, que estemos comprando frijol, que estemos comprando arroz, carne de res, carne de cerdo, leche en el extranjero cuando todo eso lo podemos producir. En nuestro país si se apoya a los productores, ese el compromiso, apoyar a los productores.

Va a estar en Durango el secretario de Agricultura, le voy a pedir que venga también acá con ustedes, con los productores, porque hicieron un planteamiento. Va a venir el secretario de Agricultura y va a venir el director de Diconsa, Liconsa, Ignacio Ovalle aquí a Río Grande a hablar con los productores, ponerse de acuerdo todo lo que tiene que haber, que tiene que ver con el apoyo al campo.

En una semana a más tardar están aquí para tratar todo lo que tiene que ver con el campo, con los productores de Río Grande.

Ya termino esta introducción, este prólogo y entro en materia. Vengo a reforzar la decisión de mejorar el sistema de salud público que quedó muy mal. Siempre se pensó de que estaba muy mal el sistema educativo porque se polarizó lo de la educación con la mal llamada reforma educativa y se le echo la culpa a los maestros de la mala calidad de la enseñanza, se hizo propaganda, es más, hasta se pagó publicidad para imponer la mal llamada reforma educativa.

Entonces, todo mundo hablando de la mala calidad de la educación y nadie tocando el tema de la salud y hablando en plata está peor el sistema de salud que el sistema educativo, aunque parezca increíble.

Nada más póngase a pensar un poco: si no llega un maestro a dar clase a una comunidad a un pueblo, está muy mal y no debe de haber ausentismo y no debe de haber semanas de martes a jueves, tiene que ser de lunes a viernes y se tiene que actuar con responsabilidad; bueno, pero sí no llega el maestro otro maestro lo suple o se van los niños a la casa con la mamá, con la abuelita y ahí están.

Imagínense si llega un infartado a un hospital rural y no hay ni el equipo ni la medicina para que aguante a llegar a Zacatecas. Se muere, no llega. Y así está el sistema de salud en general.

Entonces, vamos a atender el sistema de salud en cuatro demandas fundamentales.

Primero. Que no falten las medicinas, porque hay escasez de medicamentos en unidades médicas, en hospitales, en unidades médicas, bueno, hasta por norma de manera oficial tienen 120 claves las unidades médicas, 120 medicinas, aquí 300, en un hospital de Zacatecas a lo mejor 600, en un hospital de tercer nivel de especialidades en México mil 200; o sea, enfermos de primera, de segunda y de tercera.

¿Por qué no todos los medicamentos? ¿Por qué el llamado cuadro básico?

Eso hasta va a desaparecer del lenguaje médico. Todos los medicamentos. Y alcanza el presupuesto, volvemos a lo mismo, el problema es la corrupción. El año pasado se compraron 90 mil millones de pesos en medicamentos y en materiales de curación, 90 mil millones de pesos, y no había medicinas en centros de salud, unidades médicas, en hospitales, por la corrupción.

¿A quién les compraron esos 90 mil millones de pesos?

Básicamente a tres empresas, tres. Vendieron 65 mil millones en medicinas, en materiales de curación, un monopolio, hacían su agosto, eso se termina por completo. Y con ese presupuesto y si hace falta más vamos a tener presupuesto, vamos a garantizar que no falten los medicamentos. Eso es lo primero.

Y ya se creó el Instituto de la Salud para el Bienestar y tiene tres áreas. Por ejemplo, el doctor Alejandro Calderón Alipi es el encargado de que no falten las medicinas en centros de salud, ese es su trabajo, resolver el problema del abasto y llevar todas las medicinas hasta las comunidades más apartadas.

¿Cómo llega la Coca-Cola o las Sabritas? ¿No vamos a poder nosotros distribuir las medicinas?

Claro que sí. Me canso ganso.

Lo segundo. Médicos. Aquí me llevaría mucho tiempo, ya ven que yo no hablo de corrido, tardo más, pero no hace falta extenderme mucho, nada más ahí se los dejó para el análisis. Con la política que impusieron de rechazo a los jóvenes que querían ingresar a las universidades con la mentira de que no pasaban el examen de admisión, los que querían ingresar a medicina, si solicitaban mil recibían a 100; no porque no pasaran el examen, sino porque no había cupo, no había espacio, no había presupuesto para las universidades.

Querían que se fomentara la educación privada, que estudiaran los que tuvieran para pagar colegiatura, ese era el plan, la privatización de la educación. Y claro, creció la matrícula de las escuelas privadas, pero llegó también a un límite, porque ¿de dónde saca la gente para pagar colegiatura?

¿Cuál fue el resultado de esa política absurda, irresponsable?

Que ahora tenemos menos médicos, menos especialistas de los que necesitamos en el país. Tenemos un problema serio.

Hay vacantes en el Seguro que no se pueden cubrir, porque no tenemos los especialistas. Todo esto se va a resolver, vamos a dar apoyos a las escuelas de medicina, las facultades de medicina.

No es así el apoyo de: ‘A ver, más dinero para la universidad’. No, recursos dirigidos a los propósitos del desarrollo nacional. Le damos más apoyo a la escuela de medicina para que en vez de tener 100 alumnos de nuevo ingreso, tengan 300, 400, 500, para tener más médicos y más especialistas.

Y estamos pensando crear una universidad en la Ciudad de México, nacional, exclusivamente para la formación de médicos y de enfermeras. Estamos pensando en eso. Educación pública gratuita de calidad. Entonces, vamos a resolver este asunto.

También vamos a revisar los tabuladores, porque un pediatra quiere estar en Zacatecas o en la Ciudad de México, pero no quiere venir a Río Grande; pues que se quede el pediatra en Zacatecas, que se quede en la Ciudad de México, pero el pediatra que esté en Río Grande va a ganar más que el que esté en Zacatecas, que el que esté en la Ciudad de México.

Y esto aplica para unidades médicas rurales y para todo, porque este hospital está en Río Grande, pero imagínense el hospital de Guadalupe Tepeyac, en Chiapas, allá en Margaritas, nada más de Margaritas a Guadalupe Tepeyac son tres horas, allá está muy difícil que vayan los especialistas o especialistas para el hospital de Buenavista de Apatzingán.

¿Saben cuánta ocupación tiene ese hospital?

Cincuenta por ciento de ocupación, atienden al 50 por ciento de enfermos, porque la gente no quiere ir por la inseguridad, tampoco los médicos. Entonces, ahí tenemos que hacer algo también, darles un apoyo especial a los médicos que estén ahí. Son problemas también que hay que ir resolviendo.

Para que no falten los médicos, los especialistas se nombró a Alejandro Svarch, que está aquí con ustedes, es el doctor Alejandro Svarch, él es el responsable.

Tercero. Mejorar las instalaciones, todo lo que son instalaciones médicas, equipo. Se nombró al arquitecto Carlos Sánchez Meneses, está aquí también con ustedes.

Ampliar centros de salud, rehabilitarlos, terminar obras inconclusas, equipar las obras. Esto, por ejemplo, que va a ir a ver el gobernador Tello y el doctor Alcocer, del Hospital de la Mujer en Fresnillo, que es muy importante; desde luego que sí vamos a apoyar para que se equipe, si hace falta, y empiece a operar ese hospital. Es un compromiso. Instalaciones.

Y decirles el punto cuatro. Es regularizar la situación de los trabajadores de la salud, porque hay miles de trabajadores, no sólo del seguro, del Issste, de la Secretaría de Salud, que trabajan como eventuales desde hace años, son más de 80 mil trabajadores de salud. Estoy haciendo el compromiso que los vamos a basificar.

No lo vamos a hacer de la noche a la mañana, va a hacer un proceso, pero sí estoy haciendo el compromiso de que antes de que termine el gobierno van a quedar basificados todos los trabajadores de la salud. Vamos a comenzar ya con los que tienen más antigüedad primero, porque aquí también muy respetuosamente a los dirigentes sindicales, nada de recomendados, se acabó el influyentismo, el nepotismo, ninguna de esas lacras de la política.

¿De acuerdo? Democracia sindical.

Entonces, primero los que tienen más antigüedad. Nada de que llegó un recomendado, aquí viene el recomendado del chivo, del borrego, que trajo la vaca, que regaló un caballo al líder; y ahora el que tiene más tiempo ahí se queda esperando. No, primero la antigüedad.

Segundo. El buen comportamiento, ver cómo han actuado, porque hay quienes han estado trabajando con anegación, con entrega y merecen ser reconocidos.

Y tercero. La disponibilidad de recursos. Aquí, el gobernador Tello habló, en efecto, vamos a ampliar el presupuesto de salud, 40 mil millones este año, y 40 mil el próximo, 80 mil millones; además de lo que ya se tiene, 40 mil, para financiar estas cuatro acciones: medicinas, médicos, infraestructura y basificación de los trabajadores.

Conozco desde hace mucho tiempo este programa, casi igual que cuando nació la directora de este hospital, yo muy jovencito, casi un chamaco en 1979, era yo director del Instituto Nacional Indigenista en Tabasco, era yo delegado de Coplamar en Tabasco hace 40 años.

Y así en ese entonces, ese año nació el IMSS-Coplamar.

Entonces, lo conozco, porque me tocó iniciar con la creación de las unidades médicas rurales y con la construcción de los primeros hospitales que se hicieron. Primero las unidades médicas y luego los hospitales de 40 camas del IMSS-Coplamar, luego fue cambiando de nombre, IMSS-Solidaridad, IMSS-Progresa, IMSS-Oportunidades, IMSS-Prospera y ahora IMSS-Bienestar.

Lo más importante es que se ha mantenido el programa y lo vamos reforzar y se va a mejorar la atención médica.

Mi propósito es garantizar lo que está establecido desde hace años, desde hace 25 años en la Constitución, en el artículo 4º; se reformó la Constitución y quedó establecido el derecho del pueblo a la salud, pero es letra muerta, que como aquí lo dijo el gobernador Tello, el 60 por ciento de los habitantes de Zacatecas no tienen seguridad social.

Entonces, sólo se pueden atender en hospitales del IMSS-Bienestar, en centros de salud, en hospitales de la Secretaría de Salud.

Entonces, vamos a mantener los dos sistemas: el sistema de derechohabientes, el sistema de régimen ordinario, del Seguro, del Issste; y el sistema de atención a la población abierta, atención médica y medicamentos gratuitos.

Y tenemos el reto de que vamos a lograr en poco tiempo tener un sistema de salud pública de primer orden. Ese es el compromiso.

Estoy recorriendo todos los hospitales y voy a seguir recorriendo el país y quiero contar con el apoyo de ustedes, de los trabajadores de salud y con el apoyo de todo el pueblo.

Esta transformación la tenemos que llevar a cabo entre todos, desde abajo y que me ayuden, que todos, no sólo el gobernador, no sólo los servidores públicos, todos los ciudadanos a ayudar a empujar el elefante, porque el gobierno federal quedó como un elefante echado, reumático, mañoso, que hay que ponerlo de pie; ya lo estamos levantando, pero falta que camine, porque es un cuerpo de avance lento. Entonces, hay que empujarlo.

¿Me van a ayudar a empujar el elefante?

Eso es todo. Gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo. Con ustedes, a llevar a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública del país.

Y ya van a venir las elecciones, entonces, cada quien su partido; pero si no hay elecciones, si es época interelectoral, es decir que ya están electas las autoridades, pues vamos a trabajar juntos.

Partido, como su nombre lo indica, es una parte. Gobierno es todo. Tenemos que unirnos todos para llevar a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública del país, no pelearnos.

Hay esta gran tarea y tenemos la dicha enorme de estar participando en un proceso de transformación, imagínense.

Hay veces que pasan años, décadas, siglos y no se mueve nada, todo permanece inmóvil, ahora nos toca a nosotros estar en la cresta de una ola de transformación. ¡Cuánta dicha!

Ha habido nada más tres transformaciones en la historia del país: la Independencia, la Reforma, la Revolución, nosotros estamos llevando a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública del país; además sin violencia, de manera pacífica, porque las tres transformaciones que ha habido por las circunstancias se tuvieron que hacer con las armas.

Nosotros tenemos esta fortuna de poder transformar sin violencia, de manera pacífica y no por eso van a ser cambios cosméticos. No, cambios profundos. Vamos a arrancar de raíz el régimen de corrupción, de injusticias, de privilegios, vamos a hacer historia. Entonces, no dejemos pasar la oportunidad y no nos estemos peleando, hay que unirnos todos, la patria es primero.

Me dio mucho gusto estar aquí, en Río Grande. Muchas gracias de todo corazón al pueblo de Río Grande, al pueblo de Zacatecas, a las enfermeras, a los voluntarios, a los jubilados, a los médicos, a los directivos, muchas gracias.

Al gobernador de Zacatecas por su apoyo, por su colaboración.

Me dio mucho gusto estar con ustedes, muchas gracias

¡Que viva Río Grande!

¡Que viva Zacatecas!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

ZHN Recomienda

Entrega Gobierno de México 66 mil ejemplares de la Cartilla Moral en Zacatecas

– La Cartilla Moral propicia la reflexión sobre los valores y principios que contribuyen a …

Comentarios