El cerebro y sus misterios en el aprendizaje

Por: José de Jesús Reveles Márquez

La época en que vivimos está marcada por la creciente búsqueda del desarrollo del potencial humano, el cual está directamente relacionado con el complejo proceso de desarrollo y maduración del sistema nervioso central y del cerebro en conjunción con las influencias del medio ambiente.

Las Neurociencias, que en los últimos años vienen revelando los increíbles misterios del cerebro y su funcionamiento, aportan al campo pedagógico conocimientos fundamentales acerca de las bases neurales del aprendizaje, de la memoria, de las emociones y de muchas otras funciones cerebrales que son, día a día, estimuladas y fortalecidas en el aula y en cualesquier lugar.

imageUn dato fundamental en la educación actual, sin distingo de nivel educativo, es que se conozca y entienda cómo aprende el cerebro, cómo procesa la información, cómo controla las emociones, los sentimientos, los estados conductuales, o cómo es frágil frente a determinados estímulos; llega a ser, hoy por hoy, un requisito indispensable para la innovación pedagógica y transformación de los sistemas educativos. &

Es así que se debe entender que el cerebro, es el único órgano del cuerpo humano que tiene la capacidad de aprender y a la vez enseñarse a sí mismo. Además, su enorme capacidad plástica le permite reorganizarse, reaprender y readaptarse de una forma espectacular y de manera continua. &

Con aproximadamente 100 mil millones de células nerviosas llamadas neuronas, el cerebro va armando una red de conexiones desde la etapa prenatal y conforma un cableado único en cada ser humano, donde las experiencias juegan un rol fundamental. Este gran sistema de comunicación entre las neuronas, llamado sinapsis, es lo que permite que el cerebro aprenda segundo a segundo.

imageImportante es comprender que el cerebro aprende a través de patrones: los detecta, los aprende y encuentra un sentido para utilizarlos siempre cuando vea la necesidad. Además, para procesar información y emitir respuestas, el cerebro utiliza mecanismos conscientes y no conscientes. Estos factores nos hacen reflexionar acerca de lo importante que es la actitud de personas que influyen y son nuestro ejemplo.

Al hablar del aprendizaje, las emociones diversifican el funcionamiento del cerebro: los estímulos emocionales interactúan con las habilidades cognitivas. Los estados de ánimo, los sentimientos y las emociones pueden afectar la capacidad de razonamiento, la toma de decisiones, la memoria, la actitud y la disposición para el aprender, incluso éstas pueden llevar al sujeto a someterse al yugo de la frustración y la inoperancia mental. &

Además, investigaciones han demostrado que el alto nivel de stress provoca un impacto negativo en el aprendizaje, cambian al cerebro y afectan las habilidades cognitivas, perceptivas, emocionales y sociales. Un educador emocionalmente inteligente y un clima favorable en el aula, son factores esenciales para el aprendizaje.

El cerebro necesita del cuerpo así como el cuerpo necesita del cerebro. Ambos aprenden de forma integrada. El movimiento, la exploración por medio de los órganos sensoriales, la expresión corporal, las experiencias directas y concretas estimulan el desarrollo de los sistemas sensoriales, de los sistemas motores y de diferentes regiones en el cerebro. Los ejercicios y el movimiento permiten mayor oxigenación del cerebro, mejoran habilidades cognitivas, estimulan capacidades mentales, sociales y emocionales.&

imageEn los últimos años se ha hablado de cómo el cerebro es capaz de aprender de diferentes formas, utilizando varias estrategias y elementos del entorno. Uno de los aportes significativos a esta particularidad del cerebro, lo ha dado el doctor Howard Gardner (1983) en sus investigaciones acerca de las múltiples inteligencias que conforman el cerebro humano. Explica, en su teoría, que el cerebro no cuenta con sólo un tipo de inteligencia, sino con varias inteligencias que están interconectadas entre sí pero que a la vez pueden trabajar de manera independiente y tener un nivel individual de desarrollo.

Es así que la capacidad del cerebro para guardar información es ilimitada y maleable. La habilidad de adquirir, formar, conservar y recordar la información depende de factores endógenos y exógenos, de las experiencias de aprendizaje que sean utilizadas por un educador, padre de familia o cualquier persona que comparta conocimiento entre sujetos.

Y si no es suficiente lo anterior para comprender lo misterioso del cerebro en los procesos de conocimiento; resulta apasionante conocer que el sueño es esencial para el aprendizaje. Las investigaciones relacionadas a los periodos de sueño y vigilia están demostrando la enorme importancia que tiene el sueño para el buen funcionamiento del cerebro. Tiene funciones adaptativas, pues ayuda al organismo a adaptarse al entorno, a descansar y a recuperarse fisiológicamente.

imageComo conclusión de la presente participación se puede mencionar que para mejorar la calidad de la educación, los sistemas educativos necesitan adoptar propuestas innovadoras. Es allí donde surge la Neuroeducación como una de las propuestas a ser tomada en cuenta.

Por lo tanto, como lo he mencionado en otros momentos, es necesario innovar, entendiéndolo como aquella transformación que requiere una educación de calidad para el Siglo XXI. Por tal razón, es de vital importancia implementar en las aulas nuevos componentes que abran camino a un nuevo modelo de práctica pedagógica, un modelo que considere la armonía entre el cerebro, el aprendizaje y el desarrollo humano.

Estimado lector, agradezco de antemano la atención prestada al presente. Nos leemos en la próxima y espero que haya sido de su agrado. ¡Viva la Vida!

​​Correo: remj71@hotmail.com
Twitter: @mtroreveles

ZHN Recomienda

Invita Secretaría de Salud a Jornada Masiva de Vasectomía sin Bisturí en Zacatecas

Zacatecas, Zac., 17 de junio de 2024.- Brindar servicios médicos de calidad a toda la …

Comentarios