Mensaje del Gobernador Alejandro Tello Cristerna durante su Toma de Proyesta

Ciudadanas y ciudadanos de Zacatecas.

A partir de hoy, el Estado de Zacatecas escribe un nuevo capítulo en las páginas de su historia. Mucho se ha hablado de un Zacatecas diferente. Yo lo he hablado y lo pretendo.

Lo que les propongo es que trabajemos diferente. La gente exige de sus gobiernos formas nuevas y diferentes de hacer las cosas, de modo que si verdaderamente queremos una realidad distinta, debemos entonces modificar nuestros actos y crear nosotros mismos, todos, ese cambio que tanto anhelamos.

Ha llegado el momento de replantear lo que para muchos la palabra “gobierno” significa; hay quienes la asocian con discursos alejados a los hechos y a la gente; otros, con corrupción y desprestigio. Es mi firme y total voluntad el transformar positivamente esa percepción en pos de una nueva realidad para las familias zacatecanas, misma que es necesario que construyamos juntos.

A toda la gente que confió en mí, le digo gracias y a quien no lo hizo, sé que me voy a ganar su confianza.

A cada una de las personas que integrarán mi equipo de trabajo, y que no solamente son los funcionarios de primer nivel, sino todos los trabajadores del gobierno, les pido sensibilidad, compromiso, que trabajemos diferente, que no pretendan encapsularme o adularme; nada me hace distinto, simplemente hoy tengo una gran responsabilidad, la cual junto a ustedes, seguro estoy, llevaré a buen logro.

Los ejes rectores de mi propuesta de campaña, mismos que hoy refrendo en esta nueva etapa del camino, han sido y serán: Austeridad, Honestidad a toda prueba, Sencillez y Trabajo, mucho trabajo; es lo menos que estamos obligados a hacer y que Zacatecas exigirá de nosotros.

Tello no es un político, se decía; quizás tengan razón y ello no es malo. Soy un hombre serio; seré un gobernador serio, porque muchas veces lo he dicho y hoy lo refrendo: serios son los problemas y retos que enfrenta nuestro estado. Estoy dispuesto y preparado para afrontar la responsabilidad que este encargo demanda.

Tengamos conciencia que este periodo gubernamental que inicia será un quinquenio, de modo que no es de mi interés desperdiciar el tiempo en voltear hacia atrás. Mi mirada estará siempre puesta en el presente y en el futuro de Zacatecas. Esto no implica ser ciego o sordo ante las denuncias ciudadanas que pudiesen existir contra actos al margen de la ley.

Daré puntual seguimiento, con absoluta imparcialidad, pero siempre en apego a derecho, a toda demanda emanada de la sociedad, siempre que esta se dé por los cauces legales.

No dudaré en sancionar todo acto de corrupción o tráfico de influencias si estos realmente existieron o se generan. Seré un gobernador garante del cumplimiento irrestricto de la ley. Nada ni nadie puede estar ajeno a esta.

A mi familia, gracias. Gracias por siempre acompañarme y apoyarme en todos los retos que me he propuesto. A mis padres, mi amor, reconocimiento y admiración; a mi hermano, mi solidaridad y cariño. A mi esposa e hijos, mi agradecimiento, amor y trabajo diario como el mejor ejemplo y legado que les puedo dar. Tengan la certeza que se sentirán orgullosos de mí, no por el cargo, sino por los hechos.

Lo dije ya una vez y hoy lo repito: mi familia, muy cerca de mi corazón, pero lejos de la toma de decisiones.

A mis amigos. Tantos y tantos amigos, les pido su comprensión. El gobierno no es una agencia de colocaciones, su función es otra; tengan por seguro que realizaré un minucioso análisis de cada perfil a integrar y si de verdad me estiman y aprecian, permítanme gobernar, no negocios, no influyentísimo. No lastimemos a Zacatecas.

Zacatecas requiere de un marco legal que renueve la confianza de la ciudadanía hacia sus autoridades y que brinde las herramientas que obliguen a estas a conducirse con transparencia, rectitud y honestidad; por ello, en próximos días estaré enviando a esta Honorable Legislatura varias iniciativas de reforma a la Constitución Política del Estado de Zacatecas, consistentes en crear el Sistema Estatal Anticorrupción, instaurar la revocación de mandato del gobernador del estado y eliminar el fuero de los servidores públicos en la entidad. Lo anterior incluye la creación de un Tribunal de Justicia Administrativa que sancione los abusos de poder.

La austeridad es uno de los cuatro principios rectores de mi gobierno. En cuanto al Poder Ejecutivo, de los 32 estados de la República Mexicana, Zacatecas es el que cuenta con el sueldo más bajo para su gobernador, y así vamos a continuar. Invito respetuosamente a quienes integran los Poderes Judicial y Legislativo a que se sumen a este esfuerzo y nos adecuemos a la realidad de Zacatecas.

En próximos días, igualmente, estaré enviando a esta Honorable Legislatura una nueva Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado, que dé pie a un nuevo modelo de administración, orientado a la descentralización, que brinde mayor dinamismo y disminuya la burocratización.

Asimismo, propondré a este honorable cuerpo legislativo una reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Prestación de Servicios, con el fin de hacer más eficientes y transparentes las compras y servicios que el gobierno requiere, y eliminar la discrecionalidad que impera en dichos procesos; además de esto, ha sido y es mi compromiso privilegiar siempre a los proveedores zacatecanos.

La obra pública, detonante de desarrollo y economía para las sociedades, será pulcra, transparente, justa y equitativa, siempre privilegiando a las empresas zacatecanas.

Crearemos la Coordinación Estatal de Planeación, la Subsecretaría de Transporte Público, el Instituto de la Juventud del Estado de Zacatecas, el Instituto para la Atención e Inclusión de las Personas con Discapacidad, así como la Procuraduría Ambiental.

Seré un mandatario accesible; mantendré, de forma permanente, una línea directa con la ciudadanía por diversas vías, desde las audiencias públicas, hasta la creación y utilización de herramientas tecnológicas para que haya una respuesta oportuna, práctica y efectiva a los ciudadanos.

Consciente estoy de la imperiosa necesidad de continuar combatiendo la inseguridad que aqueja a la población en nuestro estado; al respecto, no escatimaré esfuerzo alguno.

El enfoque que mi gobierno tendrá para afrontar esta lacerante problemática, consistirá en brindar un esfuerzo integral, centrado en la prevención del delito, cuyo combate no podemos realizarlo únicamente con mayor número de efectivos policiacos y mayor cantidad de armamento; el objetivo es lograr que en Zacatecas impere la justicia y la equidad, proteger los derechos de la ciudadanía y generar oportunidades para la gente.

Lo comprometí en el proceso electoral, y lo reafirmo hoy: la mejor manera de prevenir el delito es generando oportunidades y mi gestión estará encaminada a atraer inversión y fortalecer a las empresas locales, con el fin de generar, en los próximos cinco años, 40 mil nuevos empleos.

Aunado a esto, otras medidas preventivas del delito consistirán en la promoción del deporte, la rehabilitación de espacios públicos y el fomento total a la cultura. En este marco, el impulso al desarrollo cultural se vuelve primordial.

Es momento de devolver a Zacatecas su esplendor que durante siglos la hizo destacar como la gran civilizadora del norte; dar nuevo lustre a la esencia de este estado y ponerlo en su justa dimensión, misma que no se agota en sus museos o pueblos mágicos. Por ello, será prioridad de mi gobierno el rescate de las riquezas culturales tangibles e intangibles con que cuenta esta tierra, que rebosa de creadores connotados y de talentos en desarrollo.

El que comienza será un periodo gubernamental alejado de las obras de relumbrón. Las obras más grandes no son las que más se ven, sino las que mejoran la calidad de vida de las familias.

En el tema de comunicaciones y transporte, impulsaré el mejoramiento de las distintas vías de comunicación que surcan el territorio zacatecano, haciéndolas más seguras y con mejores condiciones para transitarlas.

Puesto que una vida humana vale más que cualquier inversión, he iniciado ya las gestiones para la ampliación del tramo carretero que nos conecta con el estado vecino de Aguascalientes en su tramo Osiris-Cuauhtémoc, para convertirlo en autopista a cuatro carriles.

He iniciado ya el trámite en busca del financiamiento con ferrocarriles nacionales, con el fin de retirar las vías del tren de la mancha urbana Zacatecas-Guadalupe, ya que vienen representando un peligro constante para los ciudadanos.

El transporte público es desarrollo humano y parte importante en el progreso económico.

Durante mi administración, daré especial atención a este rubro, con el fin de brindar soluciones a favor de una movilidad ciudadana eficiente y satisfactoria, hacer muy claras y efectivas las rutas del autotransporte y el otorgamiento de concesiones, de requerirse, en estricta justicia y no como cuotas políticas.

Anuncio, de manera formal, la próxima separación de las dos áreas que hoy conforman la Dirección de Transporte, Tránsito y Vialidad, en aras de generar un adecuado funcionamiento de ambas.

Soy un hombre que sabe escuchar, un hombre de espíritu conciliador y hoy, más que nunca, refrendo mi vocación a favor de que las diferentes posturas provenientes de todos los sectores políticos y sociales encuentren su justo equilibrio a través del diálogo.

El aparato gubernamental, en su quehacer como rector de las políticas públicas, será neutral respecto a los colores que representan a cada expresión política; a mi partido y su militancia, todo mi respeto y agradecimiento. Tengo en claro que a partir de hoy, mi compromiso es con los zacatecanos y es firme mi convicción de lograr que los intereses de este gran rompecabezas llamado Zacatecas sean puestos por encima de los intereses de cualquiera de sus piezas. A los 58 municipios les daré trato justo e igualitario.

Es tiempo de innovar y avanzar en la relación que mantiene el Gobierno del Estado con la población zacatecana radicada en los Estados Unidos y dar paso a una nueva realidad migrante. Si bien son innegables los esfuerzos y logros hasta hoy obtenidos ante este importante sector de la población, seguro estoy de que podemos hacer mucho más; tenemos las herramientas tecnológicas a nuestro favor, pero sobre todo, la firme voluntad de marcar una positiva diferencia en esta nueva etapa para Zacatecas.

Sabré dar su lugar a todos y cada uno de los sectores de la población: mujeres, jóvenes, niños, personas con alguna discapacidad, serán parte de mi gobierno mediante políticas transversales efectivas.

En lo que al sector campesino compete, lo dije antes y lo reitero: el campo será mi campo de trabajo. Tanto en su potencial agroalimenticio como ganadero, será un campo que se desarrolle, tecnifique y comercialice como nunca antes en el estado. Alejandro Tello será el amigo de los campesinos.

Hablé de ser un gobernador de la educación y lo cumpliré en los hechos; mi compromiso es con la educación de miles y miles de zacatecanos, con el magisterio y su problemática financiera y con mi Alma Mater, la Universidad Autónoma de Zacatecas.

Refrendo mi compromiso con el sector empresarial zacatecano, el cual constituye un importante motor de la economía local y regional. De la mano con las cámaras empresariales, sabremos dar solución a las necesidades y retos que enfrentan por igual comerciantes, prestadores de servicios e industriales.

Manifiesto también mi apoyo al sector obrero, pieza clave en el desarrollo productivo de nuestro estado. Juntos, gobierno y sociedad, habremos de analizar, proponer y planificar acciones y políticas públicas que beneficien a trabajadores, jornaleros, a las mujeres que sostienen sus hogares con sus labores dentro y fuera de casa.

Tello te escucha y se compromete a brindar al migrante cercanía; a las mujeres, igualdad; a los jóvenes, oportunidades; a las niñas y niños, educación; a los adultos mayores, protección; a las personas con discapacidad, inclusión; a las jefas de familia, respaldo; a los deportistas, apoyo; a los artistas, apertura; a los agricultores y ganaderos, rentabilidad; a los burócratas y al magisterio, certidumbre laboral; a los universitarios, gestión comprometida. Todos ustedes tienen mi garantía.

A los medios de comunicación les reitero mi disposición de respeto a su libertad de expresión, madurez y apertura total ante la crítica.

A mi antecesor, Lic. Miguel Alonso Reyes, mi reconocimiento a su aportación al desarrollo de nuestro estado. Respecto a esta, será la historia la que tenga la última palabra.

Señoras y señores: gracias por acompañarme; sólo les pido una cosa más: unidos trabajemos diferente para hacer de este el mejor gobierno en la historia de Zacatecas.

¡Que viva Zacatecas!

ZHN Recomienda

Ante el incremento de las lluvias el Gobernador David Monreal realizo una visita de supervisión a tres presas en la entidad

Valparaíso, Zac.– En atención a la seguridad de los habitantes del estado de Zacatecas frente …

Comentarios